El Yoga posmooderno

En la actualidad, no hay dudas de la popularidad del Yoga y que cada vez más gente lo practica alrededor del mundo, en diferentes países y cultura. El Yoga es una filosofía, no una religión y eso hace que la unión del mundo con el Yoga sea posible.

Además de la popularidad adquirida, se destacan los esfuerzos de la India y disponibilidad de recursos en la última gestión de gobierno para llevar el Yoga el mundo. Click aquí para  leer más!

En este contexto, investigando para un trabajo personal, me encontré con este artículo de Maite Criado, fundadora y directora de la Escuela Internacional de Yoga ,  para Yoga en Red. El artículo en cuestión es Yoga en evolución: El hatha yoga del siglo XXI, y deviene de su libro recientemente editado en España Yoga en Evolución.

Los invito a leer el artículo completo en el link, pero más profundamente nos invito a reflexionar sobre los puntos que cita como  “conclusiones claras que deben servirnos para abordar el yoga actual”, muy claramente explicados y sumamente interesante para pensar el Yoga en la actualidad. Acá una transcripción textual que pueden encontrar en el artículo en este link Yoga en evolución: El hatha yoga del siglo XXI.

  1. Las prácticas de hatha yoga se desarrollan con un marcado objetivo espiritual que las convierten en un camino de autoconocimiento, como el resto de los yogas.
  2. El hatha yoga prepara el camino hacia el raja yoga, esto es, la meditación y los estados elevados de conciencia.
  3. Sus técnicas no están pensadas para actuar como terapia, si acaso, en el transcurso de su perfeccionamiento se van produciendo efectos terapéuticos, que nada tienen que ver con sus metas principales.
  4. Sus técnicas no tienen en cuenta ningún concepto de bienestar, aunque en la medida en que se progresa en ellas, tanto el cuerpo como la energía, las emociones, al mente y el alma, van obteniendo estados cada vez más dichosos.
  5. Su propuesta no está orientada a la salud, pues esta y los estándares de vitalidad son medios para la consecución de sus objetivos: la realización.
  6. El hatha yoga no es una gimnasia o un deporte. La ejercitación del cuerpo solo atiende a la canalización energética, para poder llegar a las diferentes dimensiones de la mente.
  7. Las posturas y las técnicas de respiración de hatha yoga están concebidas para desarrollar una sensibilidad refinada, que derive en la unificación de todos los niveles del ser y en la autorrealización.

Muchas veces cuando me consultan a qué me dedico y digo, “Doy clases de Yoga” me dicen a eso para relajarse no? o a mí me vendría bien porque me duele…. tal cosa. o eso no es para mí, hay que quedarse quieto. Etc, etc, etc. A veces digo a todo que sí, cansada de tratar de explicar que el Yoga NO es sólo eso que nos vende, que es mucho más profundo y completo y que hay muchos caminos para llegar a lo mismo, la unión cuerpo mente y emociones y que quizá sólo quizá su camino sea otro, pero que si le damos una oportunidad honesta y a conciencia podemos explorar las diferentes alternativas del Yoga y buscar la que más adecúe a nosotros.

Como dice Silvana Redondo en su libro “Historia y Filosofía del Yoga, de la India Antigua a la actualidad”:

“Así como los grandes lineamientos del Yoga son sencillos, los métodos para llevarlos a cabo son múltiples. En la India se considera que cada individuo tiene ‘su propio yoga’, que corresponde a su temperamento, a su estado físico, a su psiquismo, y hasta a su karma pasado.
Todos los senderos de Yoga persiguen la unión. La unión de la mente y el cuerpo físico, de la palabra y la acción, del mundo interno con el mundo externo, del individuo con el cosmos.”

Pienso que de ahora en más me voy a llevar impresos estos 7 puntos fundamentales para explicar qué es el Yoga. 

 

Namaste!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *