Si venís siguiendo los posts, estarás trabajando la respiración profunda y habrás comprobado ya sus beneficios. Hoy vamos a completar el ejercicio de respiración rítmica con retención.

Siguiendo con el ejemplo anterior en cuatro tiempo, te propongo hoy trabajar lo siguiente: (i) Inhalás en cuatro; (ii) Sostenés ese aire en los pulmones dos; y (iii) Exhalás en ocho tiempos. Notá que ahora duplicamos la exhalación! Si no llegás a hacerlo las primeras veces, no importa, con la practica seguro que sí!

Trabajá primero acostado y después sentate y repetilo. Hacelo varias veces y terminá tu práctica con unas respiraciones profundas acostado para relajarte un rato.

Este ejercicio sirve para trabajar la concentración y disminuir la ansiedad. Cuando lo pones en práctica, tu mente se centra en el rítmo y se despeja de otros pensamientos.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *